Aterrizan las primeras vacunas de la alianza mundial COVAX a Ghana y Costa de Marfil

El presidente de Ghana, Nana Akufo-Addo, se ha tomado enserio eso de liderar dando ejemplo. Él mismo ha sido la primera persona en todo el mundo en recibir la vacuna contra el coronavirus dentro de la alianza global COVAX.  Más de 600.000 viales de AstraZeneca han llegado a Ghana y 504.000 a Costa de Marfil esta semana en el primer envío de vacunas dentro de la alianza por ayudar a países en desarrollo. COVAX es la alianza global liderada por la Organización Mundial de la Salud junto con la alianza GAVI y financiación de varios países occidentales para proveer a 92 países con pocos recursos con un total de 1,3 mil millones de dosis. Estas, sin embargo, solo cubrirían a un 20% de la población de estos países, muy lejos del 60% estimado para obtener inmunidad de rebaño.

La Unión Africana ha comprado un total de 672 millones de dosis de varios fabricantes con los que se cubriría para cubrir a un tercio de la población. La Unión Europea ha comprado 1,8 mil millones con los que podría vacunar 2,7 veces a cada habitante mientras eu Canadá podría vacunar hasta 5 veces a su población con los 338 viales comprados. El director del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades de la Unión Africana, John Nkenassong, espera poder vacunar a un 35% de la población africana en 2021Sudáfrica, por su parte, se ha asegurado más de 40 millones de dosis con la compra esta semana de 11 millones de la vacuna de Johnson & Johnson, lo que sí le permitiría inmunizar a dos tercios de su población.

África superó la primera ola del coronavirus con cierto éxito, pero en la segunda ola a finales de enero sufrió mucho más, aumentando por primera vez el ratio de muertes a nivel global, con la variante sudafricana causando estragos.  Sudáfrica es el país más afectado de largo del continente con más de 1,5 millones de casos de los 3,9 millones en total en los 55 países. África superó las 100.000 muertes el 19 de febrero, poco más de un año después del primer caso registrado en el continente en Egipto. Ahora hay esperanza.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email