El presidente omnipresente de Congo

Congo ha celebrado elecciones este domingo. Este año el dictador de Congo-Brazzaville, Denis Sassou-Nguesso, tenía como principal rival a Guy Brice Parfait Kolélas. Segundo en las últimas elecciones con un 15% de los votos, su padre fue primer ministro en 1997 en plena guerra civil. Kolélas había hecho una dura campaña buscando arañar más votos en unas elecciones difíciles para la oposición, pero sus fuerzas se apagaron en la recta final. Este martes su director de campaña anunciaba su muerte en pleno vuelo de emergencia a Francia tras haber contraído coronavirus, diagnosticado el pasado viernes. Kolélas tenia 61 años y era diabético. En un vídeo ya desde el hospital, intubado, seguía pidiendo el voto para cambiar su país.

Cuando hablamos de Congo, solemos referirnos a la República Democrática del Congo, enorme país que actúa de pulmón de África. Pero a su lado hay otro Congo –más pequeño, de poco más de 5 millones de habitantes– llamado a menudo Congo-Brazzaville para diferenciarlo, añadiendo su capital al nombre oficial. Allí lleva el dictador Sassou-Nguesso 36 años en el poder y busca su cuarto mandato que le lleve a cumplir 82 años en la presidencia. Ha gobernado desde 1979, con un breve paréntesis de cinco años antes de la guerra civil de 1997.

Este domingo más de 2,5 millones de congoleños han votado en unas elecciones en las que se espera que arrase y de cuyo desarrollo poco se sabe, al haber cortado internet el gobierno. En 2015, Sassou-Nguesso reformó la constitución para poder perpetuarse en el gobierno tras un referéndum en el que solo votó un 5% de la población. Después de las elecciones de 2016 se desató un conflicto hasta de más de un año en la región Pool que desplazó a 140.000 personas. De momento, poco se sabe del resultado, pero este va encaminado en la única dirección posible, la de Sassou-Nguesso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email