África sufre el cambio climático provocado por otros

Las imágenes de unos bichos parecidos a los saltamontes invadiendo los campos de los agricultores al este de África no son solo visualmente impactantes o terroríficas para los miedosos. Más allá de la foto, son la confirmación de que el cambio climático afecta a África. Un nuevo informe de la compañía británica HSBC muestra que 4 de los 5 países más vulnerables al cambio climático son africanos: Nigeria, Tanzania, Túnez y Costa de Marfil. Por otro lado, el World Resources Institute posiciona a Camerún y a República Democrática del Congo entre los 10 países con mayores índices de deforestación. A pesar de que África tan solo emite un 3% de los gases de efecto invernadero a nivel mundial, es el continente que más sufre sus consecuencias: allí la temperatura crece con un 50% más de rapidez que la media, según datos de Naciones Unidas. 

Sequías prolongadas, desabastecimiento de agua, plagas de langostas, inundaciones, ciclones, y un sin fin de acontecimientos y desastres naturales que no hacen más que entorpecer y empeorar el desarrollo social y económico. Por un lado, se ha demostrado que produce un incremento de los casos de malaria. Por otro, la productividad agrícola sopesa un retraso de siete años en su producción, situándose un 21% por debajo de cómo debería ser. Todo ello incide en la inseguridad alimentaria: la ONU calcula que África tan sólo será capaz de cumplir con el 13% de la demanda alimentaria en 2050. 

El Banco Africano de Desarrollo se ha comprometido a realizar inversiones para quitar el peso a las administraciones públicas del gasto en políticas para mitigar el cambio climático. Sin embargo, de nada servirá sin la concienciación previa. Cuatro de cada diez africanos desconocen las consecuencias del cambio climático, según un informe de Afrobarometer. La información, prevención y atención resulta imprescindible.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email