En el norte de África, líderes y población divididos entre Israel y Palestina

Al menos 198 palestinos han sido asesinados en Gaza, entre ellos 58 menores, y 10 en Jerusalén. Al otro lado del Mar Rojo, Egipto siempre ha persistido como una pieza clave en el conflicto por su cercanía geográfica y su interlocución directa con la organización palestina Hamás. Este domingo, Egipto abrió de forma excepcional el paso de Rafah que conecta el Sinaí en el este del país con la Franja de Gaza para trasladar a heridos palestinos en un gesto de solidaridad y ofreció mediar para un alto al fuegoque Israel ha rechazado. África ha estado tradicionalmente del lado de Palestina, unidos en su causa por la liberación, pero recientemente los países al norte del continente difieren de Egipto y, lejos de denunciar las violaciones sistemáticas a los derechos humanos palestinos, prefieren su recién estrenada amistad con el estado de Israel.

A finales de 2020, Marruecos se convirtió en el cuarto país árabe que formalizaba relaciones con Israel y el primero en el norte de África en un movimiento que llevó a Estados Unidos a reconocer la soberanía del reino alauí sobre el Sáhara Occidental. Dos meses antes, Sudán reconocía al Estado de Israel y Malaui se convirtió en el primer país africano en anunciar su apertura de embajada en Jerusalén tras el reconocimiento de Estados Unidos de esta ciudad como capital palestina en 2017. Los esfuerzos de los líderes africanos por reconocer a Israel chocan con la mayoría de la población musulmana al norte del continente, que se alía con Palestina: el 88% de la población marroquí ve con malos ojos y se opone al reconocimiento de Israel, como un 79% de los sudaneses, un 85% en Egipto, un 93% en Túnez y Mauritania y hasta un 99% en Argelia. 

A pesar de que los líderes cada vez están más abiertos a buenas relaciones con Israel, el país aún tiene poca presencia en el continente con embajadas en 11 países y la Unión Africana se sigue posicionando con Palestina. Esta semana, la organización panafricana criticó los ataques de Israel a la Franja de Gaza y la Mezquita Al Aqsa y recordó que apoyan a Palestina en «la legítima demanda de ser un Estado independiente y soberano con el Este de Jerusalén como capital». Este posicionamiento reduce los esfuerzos de la Unión Africana de mediar en el conflicto, ya que Israel, que perdió la condición de Estado observador de la organización en 2002, rechaza una medicación de un continente en el que todos los países, a excepción de Camerún, reconocen a Palestina.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email