Quién mató al Che africano

Este lunes ha empezado el juicio por el asesinato del expresidente de Burkina Faso, Thomas Sankara. En la semana en la que se cumple 34 años de su muerte la justicia busca encontrar responsables directos del magnicidio en el que falleció junto con otros doce colaboradores. Entre los principales acusados está el también expresidente Blaise Compaoré, quien era ministro de Justicia y gobernó tras su muerte durante 27 años.

 

La única persona de entonces que se sentará en el banquillo es el general Gilbert Diendéré, mano derecha de Compaoré. Este último no comparecerá al estar huido en Costa de Marfil desde su salida del poder por las revueltas populares de 2014, pero el juicio gira en torno a él. Amigo personal de Sankara, se rumore que le traicionó con el patrocinio de Francia. Al presidente francés, François Miterrand, no le gustaba que la excolonia cortara relaciones y se alejara de su política poscolonialista en el continente. Sin embargo, en este juicio no se mencionará a Francia, ya que solo es una pieza que se centra en los ciudadanos burkineses involucrados en el asesinato.

 

Sankara duró cuatro años en el gobierno, de 1983 a 1987, pero su figura sigue presente no solo en su país, sino en toda África. La sombra del que se conocía como Che Guevara africano permanece como icono del anticolonialismo marxista africano. En su época en el poder en 1983 tras un golpe de Estado renegó de Occidente, nacionalizó tierras, no aceptó fondos del Fondo Monetario Internacional y promocionó el papel de la mujer. Sus detractores le veían un comunista autoritario que flirteaba con la Unión Soviética. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email