Canica a canica, Gambia elige libremente seguir con Adama Barrow

El presidente de Gambia, Adama Barrow, ha arrasado en las primeras elecciones presidenciales celebradas en el país en democracia. Barrow ha vencido con el 53% de los votos y prácticamente ha doblado a su principal rivalOusainou Darboe. El tercer puesto de Mama Kandeh, con un 12,5% de los votos, muestra el rechazo de los gambianos al pasado ya que era el candidato apoyado por el exdictador Yahya Jammehdesde el exilio. Ni Darboe ni Kandeh han aceptado los resultados a pesar de acordar antes de los comicios que lo harían.

Este año se ha seguido la tradición desde la independencia de votar con canicas. Puesta debido al alto nivel de analfabetismo antaño, se utiliza también para comprobar que no hay dobles votos al testar el ruido. El récord del 86% de participación del censo de poco menos de un millón de personas otorga un voto de confianza a una figura discutida en el país. Darboe estaba en la cárcel en 2016 cuando apoyó a Barrow, pero tras saltarse el acuerdo de permanecer tan solo tres años en el cargo rompió con él. La oposición le acusa de no renovar el sistema y de acercarse al exdictador tras llegar a un acuerdo estratégico con su partido que el propio Jammeh rechazó.

Entre sus principales tareas están la recuperación del turismo pospandemia, revitalizar la economía de la agricultura, basada en la exportación de cacahuetes, y mejorar las relaciones con la UE por la migración. El 15% del PIB viene de la diáspora y a pesar de normalmente aceptar la repatriación desde Europa, Barrow las frenó este año y hay 12.000 personas pendientes de volver al país.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email