¿De Nairobi a Isiolo? Mover la capital es una posibilidad real en África

Cliff Mboya sabía que no iba a ganar. A pesar de ello, o tal vez precisamente por ello, envalentonado por la seguridad del perdedor, soltó una propuesta sorprendente que se oía hablar en algunos pocos corrillos por entonces: “Cuando ganemos, moveremos la capital estatal de Nairobi a Isiolo”, dijo el candidato presidencial en diciembre de 2016. “Los cárteles de corrupción han tomado Nairobi, la ciudad está saturada de corruptelas”.

Mboya se presentaba como independiente a las elecciones generales de 2017 y como cualquier candidato traía promesas grandilocuentes para atraer a medios y votantes. Sin embargo, por muy radical que pudiera parecer, su idea no era la primera vez que se hablaba de esa posibilidad. Una década antes, la Asociación de Arquitectos de Kenia había públicamente mencionado la necesidad de mover la capital a otra ciudad argumentando que Nairobi había agotado su espacio para desarrollarse. Las carreteras ya quedaban pequeñas para el aumento poblacional, el coste de la vivienda se disparaba y chabolas informales brotaban por toda la ciudad.

Quince años después de aquel primer comentario, el debate sobre la relocalización de la capital de Nairobi al condado de Isiolo está en la calle y no se ve tan alocado.

PARA SEGUIR LEYENDO ESTE ARTÍCULO HAZTE SUSCRIPTOR DE AM +

Un espacio para suscriptores con contenido exclusivo sobre África, ten acceso a todos los artículos, entrevistas, gráficos y mucho más.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email