William Ruto, el más listo de la clase política en Kenia

Si hace treinta años a William Samoei Ruto le hubiesen dicho que se convertiría en presidente de Kenia, no se hubiese extrañado, hubiese sonreído al saber que su plan iba a funcionar. Con una plataforma que en Occidente se tildaría como populista y con un nombre de coalición similar a slogan de Donald Trump en su época presidencial, Kenya Kwanza (Kenia Primero, en suajili), Ruto ha acabado con las dos dinastías más poderosas de Kenia unidas por primera vez y de un plumazo: los Kenyatta y Odinga.

Así lo puso él en campaña y le ha funcionado: el Hustler Nation, llamando a aquellos luchadores económicos por sobrevivir en las capas más humildes de la sociedad, le ha aupado a la presidencia con más de 7 millones de votos, un 50,49% suficiente para vencer a su rival, Raila Odinga.

Su camino hasta aquí no ha sido sencillo, pero ha llegado tan lejos gracias a insuflar a la gente la esperanza de que si él ha podido, cualquiera puede ser presidente y acabar con las élites. Unas élites de las que, sin embargo, forma parte hace ya mucho tiempo, aunque no corra en su sangre.

PARA SEGUIR LEYENDO ESTE ARTÍCULO HAZTE SUSCRIPTOR DE AM +

Un espacio para suscriptores con contenido exclusivo sobre África, ten acceso a todos los artículos, entrevistas, gráficos y mucho más.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email