Estados Unidos del Este de África, un utópico sueño político

El 9 de octubre, Yoweri Museveni se vino arriba. En plena celebración de los 60 años de independencia de Uganda, el presidente del país se dirigió a sus homólogos de países vecinos: “La mejor fórmula para la prosperidad es la de los Estados Unidos de América”, comentó. “Aquí esto significa crear una federación política en el Este de África”.

El recién investido presidente keniano, William Ruto, le siguió: “Tenemos tremendo respeto por el señor Museveni y nos fijamos en él para trabajar de cara a eliminar las fronteras que separan a las gentes del este de África”.

Días antes, el hijo de Museveni, Muhoozi Kainerugaba, amenazó con invadir Kenia solo para después decir que era la opción de la federación, jugando incluso a repartir hipotéticos cargos en un gobierno común: “Museveni sería el presidente, Ruto el vicepresidente, Uhuru Kenyatta el ministro de Asuntos Exteriores. Yo solo quiero ser el comandante de las fuerzas armadas del Este de África”. La realidad, sin embargo, dista mucho de la retórica idealista.

PARA SEGUIR LEYENDO ESTE ARTÍCULO HAZTE SUSCRIPTOR DE AM +

Un espacio para suscriptores con contenido exclusivo sobre África, ten acceso a todos los artículos, entrevistas, gráficos y mucho más.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email