23/03/2021: Jaque mate

03/23/2021

¿Sabías qué? 

¿El guardaespaldas más rico del planeta? El gobierno de Malawi requisa casi 2 millones de euros a Norman Chisale, seguridad personal del expresidente Peter Mutharika. Tiene 85 vehículos, 25 casas –una de ellas en Rusia– y hasta una lancha motora. Casi nada.

 

Muere Magufuli, una de las voces negacionistas de la COVID-19

Estuvo 18 días sin aparecer en público mientras que representantes y autoridades gubernamentales de Tanzania negaban el estado crítico de salud del presidente, John Magufuli. Pero, el pasado 17 de marzo, los rumores se convertían en realidad y las declaraciones institucionales en papel mojado. Magufuli falleció en la ciudad de Dar es Salaam tras complicaciones cardiacas, y después de ser trasladado a escondidas a Kenia el día 8 de marzo. 

El dirigente no sólo deja atrás una situación política sin precedentes, sino también, a un país que lleva desde mayo de 2020 sin informar de casos de coronavirus, alejados de las recomendaciones sanitarias y científicas. El fallecido presidente es el alma mater del negacionismo en el continente africano: remedios con vapor para paliar la amenaza del virus, brebajes a base de limón y jengibre, rezos y ayuno, y por supuesto, una despedida como él habría soñado: ausencia de mascarillas y distancia de seguridad, con desmayos a los pies de su ataúd incluidos. Un presidente que dio la espalda a la vacunación, y que por supuesto, enervó a las autoridades sanitarias de la Organización Mundial de la Salud, que ahora vuelcan sus esperanzas en la nueva presidenta, Samia Suluhu Hassan.

La ex vicepresidenta se ha convertido en la primera mandataria en la historia de Tanzania y la segunda en el continente africano. Su llegada al poder supone también la primera vez de un líder de Tanzania proveniente de la isla de Zanzíbar desde la unión de ambos. «No debemos mirar al pasado, sino unirnos para construir una próspera Tanzania», dijo en sus primeras declaraciones en las que se vislumbraron una pizca de esperanza en la lucha contra el virus en el país estrella del negacionismo. La llegada de Hassan despierta también la ilusión entre los movimientos feministas. A pesar de la referencia a la presidenta desde The Times como la ‘madre de cuatro’, aterriza una mujer, musulmana y africana, que, sin lugar a dudas, hace historia. 

 

El presidente omnipresente de Congo

Congo ha celebrado elecciones este domingo. Este año el dictador de Congo-Brazzaville, Denis Sassou-Nguesso, tenía como principal rival a Guy Brice Parfait Kolélas. Segundo en las últimas elecciones con un 15% de los votos, su padre fue primer ministro en 1997 en plena guerra civil. Kolélas había hecho una dura campaña buscando arañar más votos en unas elecciones difíciles para la oposición, pero sus fuerzas se apagaron en la recta final. Este martes su director de campaña anunciaba su muerte en pleno vuelo de emergencia a Francia tras haber contraído coronavirus, diagnosticado el pasado viernes. Kolélas tenia 61 años y era diabético. En un vídeo ya desde el hospital, intubado, seguía pidiendo el voto para cambiar su país.

Cuando hablamos de Congo, solemos referirnos a la República Democrática del Congo, enorme país que actúa de pulmón de África. Pero a su lado hay otro Congo –más pequeño, de poco más de 5 millones de habitantes– llamado a menudo Congo-Brazzaville para diferenciarlo, añadiendo su capital al nombre oficial. Allí lleva el dictador Sassou-Nguesso 36 años en el poder y busca su cuarto mandato que le lleve a cumplir 82 años en la presidencia. Ha gobernado desde 1979, con un breve paréntesis de cinco años antes de la guerra civil de 1997.

Este domingo más de 2,5 millones de congoleños han votado en unas elecciones en las que se espera que arrase y de cuyo desarrollo poco se sabe, al haber cortado internet el gobierno. En 2015, Sassou-Nguesso reformó la constitución para poder perpetuarse en el gobierno tras un referéndum en el que solo votó un 5% de la población. Después de las elecciones de 2016 se desató un conflicto hasta de más de un año en la región Pool que desplazó a 140.000 personas. De momento, poco se sabe del resultado, pero este va encaminado en la única dirección posible, la de Sassou-Nguesso.

 

POLÍTICA
POLÍTICA
  1. El nuevo gobierno interino de Libia ya está en marcha con el objetivo de celebrar elecciones en diciembre. El mayor perdedor del reparto de sillones es el mariscal Haftar y los Hermanos Musulmanes, mientras que hay 5 mujeres ministras.
  2. Abiy Ahmed da una semana para entregarse a los líderes de Tigray y no «derramar sangre de ciudadanos». Si no lo hacen, «emprenderán todas las medidas».
  3. Polémica en Kenia tras ofrecer el gobierno vacunas de la red COVAX a diplomáticos de la ONU en el país sin haber acabado de vacunar a personal médico y ancianos.
  4. ¿Representan las monarquías al pueblo? La muerte del rey Zulú ha abierto una cuestión sobre la idoneidad de este sistema en Sudáfrica y en el continente.
  5. El último presidente blanco de Sudáfrica y Premio Nobel de la Paz, FW De Klerk, ha anunciado que sufre cáncer de mesotelioma a sus 85 años.

 

SOCIEDAD
  1. Save The Children ha publicado un informe demoledor en el que informan de decapitaciones de yihadistas a niños de 11 años en Cabo Delgado. La situación en la región es crítica, como analiza un servidor en Diari Ara.
  2. Encuentran los cadáveres de seis leones en el Parque Nacional de la Reina Isabel, al suroeste de Uganda. Durante los últimos años, decenas de leones han sido envenenados por ganaderos que ven en peligro sus rebaños.
  3. Egipto se prepara para iniciar el traslado a su nueva capital, en pleno desierto al este de la ciudad del Cairo. La nueva ciudad, denominada como la Nueva Capital Administrativa, está siendo diseñada en base a la alta tecnología.
  4. La segunda ola del brote de langostas azota con severidad en Namibia. Desde el Ministerio de Agricultura aseguran que no pueden asegurar la utilización de un pesticida que sea benevolente con el medio ambiente.
  5. Los estudiantes en Sudáfrica salieron a la calle en 2015 para demandar la rebaja en las matrículas universitarias, pero cada vez están más endeudados por sus estudios.

 

ECONOMÍA
  1. Los países africanos pagan un 2,9% más de media en intereses en el mercado financiero. Es una de las conclusiones del seminario sobre deuda africana que organizó esta semana Casa África. Está disponible para verlo aquí.
  2. Uganda encontró petróleo hace 15 años, pero todavía no lo ha explotado. La compañía francesa Total busca financiación, pero los inversores son reacios a las energías no renovables.
  3. El gobierno de Ruanda salva con 145 millones de dólares a la aerolínea nacional RwandAir. «No es rentable, pero cataliza la economía», dice el ministro de Finanzas.
  4. La fiebre de los aguacates en Kenia no para. Con 127 millones en exportaciones en el último año de cosecha, las ganancias incrementaron un tercio. Sin embargo, la creación de dos plantaciones amenaza la ruta de migración de 2.000 elefantes.
  5. La justicia italiana absuelve a las petroleras Eni y Shell de corrupción en sendos contratos de explotación de petróleo en Nigeria.

 

CULTURA
  1. El arte toma las calles de la capital senegalesa como protesta en las últimas semanas. Murales, rebosantes de color, ilustran la frustración ciudadana.
  2. En Kenia, coincidiendo con el Día Mundial de la Poesía, los raperos escriben, cantan y denuncian la brutalidad policial en algunos de los barrios marginales de Nairobi.
  3. Muere a los 89 años la activista y escritora egipcia Nawal El Saadawi. Tras una vida repleta de reivindicaciones, feminismo y lucha social, Nawal deja un legado rebosante en igualdad de género.
  4. Aziza Braihim utiliza la música para recordar de dónde viene y a dónde quiere llegar. El Sáhara Occidental persiste en el olvido y la artista defiende que sus letras son el arma más poderosa en un mundo de injusticias.
  5. Cosme Segla Assou tiene una propuesta interesante: tú le traes libros y novelas en español y él te hace de guía en Azové, Benín. El profesor de español pretende abrir una biblioteca de habla hispana en el país.

 

IMAGEN DE LA SEMANA

La imagen de esta semana la tomó Peter Caton en Jongelei, Sudán del Sur, devastado por las inundaciones. En ella se ve a Nyalong Wal intentando llevar a su hija de dos años a tierra firme.