30/03/2021: Aguas turbulentas

03/30/2021

¿Sabías qué? 

Trasladar a los rinocerontes negros, en peligro de extinción, colgados de sus patas en un helicóptero podría ser beneficioso para su salud. Pobrecitos.

 

Atasco en el Canal de Suez
El Canal de Suez, que une el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo y que acorta la navegación transatlántica, ha sufrido uno de los mayores bloqueos de su historia. El 23 de marzo el buque Ever Green se atascó en la península del Sinaí. Azotado por una fuerte ráfaga de viento y con destino a Países Bajos, el barco perdió el rumbo y encalló, bloqueando ambas direcciones del canal. El ‘megabarco’ de 220.000 de toneladas y 400 metros de eslora ha amenazado durante una semana al comercio internacional. Ayer, tras diferentes operaciones – desde la extracción de arena de los bordes del canal, pasando por la reducción de su peso y terminando con el uso de remolcadores para enderezar su rumbo– Ever Green conseguía reflotar. El Canal de Suez volvía a acoger al 12% del comercio mundial. «Hoy, los egipcios hemos logrado poner fin a la crisis a pesar de la enorme complejidad técnica que rodeó el proceso», publicaba el presidente egipcio, Al Sisi. 

Mientras las redes sociales se bañaban en memes  y algunos ingeniosos comparaban, a través de una web, la magnitud del barco con cualquier lugar del mundo, el Canal de Suez, fuente de ingresos clave para Egipto, perdía entre 14 y 15 millones de dólares por cada día de bloqueo. A ello se suma  también el aumento de gastos y tiempo sobre aquellas embarcaciones que finalmente decidieron desviarse por la ruta tradicional, la del Cabo de Buena Esperanza en Sudáfrica,  bordeando África. 

El Canal de Suez, inaugurado en 1869 tras siete años de construcción, no solo ha visto pasar embarcaciones, sino también conflictos. El más sonado fue su polémica nacionalización, que puso en jaque mate a varios países occidentales, y su posterior cierre durante la Guerra de los Seis Días entre Egipto e Israel en 1967.

 

Kenia y Somalia: de conflicto en conflicto y tiro porque me toca

Kenia ha dado esta semana un ultimátum de 14 días a ACNUR, agencia de refugiados de la ONU, para cerrar los campos de Dadaab y Kakuma en el norte del país. El gobierno lleva intentando cerrar los asentamientos, que acogen a más de 400.000 personas, desde abril de 2015 sin éxito. El Ejecutivo asegura que el cierre se debe únicamente a que desde allí han salido infiltrados terroristas de Al-Shabaab llegados desde Somalia y que el campo se ha convertido en un riesgo para la seguridad nacional. Sin embargo, Somalia acusa a su vecino de juego político sucio. Uno más en una serie de litigios.

Los gobiernos de Kenia y Somalia no se llevan bien. En diciembre, ambos cortaron relaciones. Los segundos acusaron a los primeros de apoyar al gobierno regional de Jubaland que ha impedido la celebración de comicios nacionales en Somalia. Tres meses más tarde, Kenia se retiró del litigio que ambos tienen por un triángulo de 160.000 kilómetros de agua, ricas en recursos naturales, que ambos reclaman como suyas cerca de sus fronteras en el Índico. Ese conflicto les había llevado a la Corte Internacional de Justicia, pero Kenia retiró su protesta asegurando que había parcialidad a favor de Somalia.

Ahora, dos semanas más tarde, Somalia asegura que el cierre de los campos viene como respuesta a su derrota en el conflicto por las aguas. La mayoría de refugiados de ambos campos son somalíes: los primeros llegaron en 1991 con la guerra civil y en 2011 llegaron cientos de miles más tras las graves hambrunas. A todo ello se suma la presencia de tropas kenianas en Somalia en la lucha contra el yihadismo de Al-Shabaab, una alianza débil y llena de sospechas. Sigue el tira y afloja.

 

POLÍTICA
POLÍTICA
  1. Ayer lunes, el presidente Pedro Sánchez encabezaba la presentación del Plan Foco África 2023, donde se expusieron una serie de acciones que buscan mejorar la relación diplomática con el continente y abordar de forma conjunta retos globales.
  2. En la República Democrática del Congo, Denis Sassou-Nguesso revalida su mandato con mas del 88% de los votos en unas elecciones atípicas tras la muerte de su opositor Kolélas. 
  3. Tras el fallecimiento de Hamed Bakayoko a principios de marzo, el presidente de Costa de Marfil nombra a su nuevo primer ministro, Patrick Achi. 
  4. El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa testificará en abril ante la comisión judicial que investiga acusaciones de corrupción y saqueo durante su vicepresidencia en el gobierno de su predecesor Jacob Zuma.
  5. Sarah Obama, abuela del expresidente estadounidense, ha fallecido a los 99 años en un hospital de su Kenia natal por causas naturales. Era la segunda de las mujeres de su abuelo y aunque no fue la madre biológica del padre de Barack, ella le crió.

 

SOCIEDAD
  1. Terror en Mozambique. El pasado miércoles decenas de civiles locales y extranjeros murieron tras el ataque de yihadistas. Tras el atentado, la francesa Total ha suspendido su proyecto de gas naturalen la región. En este webinar de Casa África se debatieron los motivos detrás del incremento de la inseguridad.
  2. Mauritania y Senegal firman el primer puente de paso fronterizo que unirá a ambos países. Un contrato con la constructora china Polychangda Engineering que calcula la finalización del proyecto para dentro de 30 meses.
  3. La caza de marfil y la intromisión del hombre en su hábitat natural han incentivado la entrada en la ‘Lista Roja’ a dos especies de elefantes africanos. El elefante de la sabana y el africano del bosque se encuentra oficialmente en peligro de extinción.
  4. Marruecos concede la libertad provisional al historiador y periodista Maati Monjib. Tras 19 días en huelga de hambre y a raíz de la presión mediática internacional, el condenado por fraude y atentado contra la seguridad del Estado, sale de prisión.
  5. RwandAir se convierte en la primera aerolínea africana en vacunar a todo su personal contra la Covid-19.

 

ECONOMÍA
  1. India intensifica sus relaciones energéticas con África. A pesar de que en 2020 desde el continente llegara alrededor del 15% de sus recursos en gas y petróleo, desde India buscan intensificar la relación para reducir su dependencia con Oriente Medio.
  2. McKinsey ha publicado un informe de la banca en los cuatro países líderes de cada subregión –Marruecos, Kenia, Nigeria y Sudáfrica– en el que asegura que en 2022 se volverá a los niveles de riesgo pre-pandemia.
  3. La compañía Liquid Intelligent Technologies del millonario zimbabuense Strive Masiyiwa conectará por fibra óptica 4.000 kilómetros del centro y sur de R.D. Congo.
  4. El presidente de Ruanda, Paul Kagame, empuja de momento sin éxito para la creación de la Agencia de Medicinas Africana, tan solo ratificada por su país y Mali.
  5. El Empowering Africa Workshop organizado por el Navarra Center for International Development junto con la Universidad de Pensilvania aglutinó a 70 estudiantes de economía de 12 países africanos en busca de ser los líderes económicos del futuro.

 

CULTURA
  1. El 17 de mayo arrancará en Kigali la 1ª edición de la Basketball Africa League, una liga continental con 12 equipos de países distintos promovida por la NBA y la FIBA.
  2. A través de la moda la diseñadora malauí, Linda Khumbanyiwa, lanzó una colección inspirada en el planeta: ‘Earth from Space’, utilizando los colores como los que se ven desde el espacio.
  3. La editorial Libros de las Malas Compañías lanza una colección de literatura africana traducida al castellano. ‘Libros del Baobab’ busca introducir al mercado español literario novedosas figuras africanas y llenar así el vacío existente.
  4. Dos fotógrafas toman las riendas de la narrativa en Somalia. A través de la exposición titulada ‘Still Life’, Hana Mire y Fardowsa Hussein se sumergen en un mundo frecuentado por hombres donde las mujeres son silenciadas.
  5. La rumba congoleña vuelve a presentar su candidatura como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. Un elemento excepcional de la historia africana que busca abrirse paso en el reconocimiento mundial. 

 

IMAGEN DE LA SEMANA

La imagen de esta semana la tomó Francisco Sarrió Volpi en Casablanca, Marruecos. Reflejos en la gran sala de baños dentro de la segunda mezquita más grande del continente africano, la Gran Mezquita de Hassan II.